Tarjeta-de-transporte

Qué es una tarjeta de transporte y en qué casos se necesita

¿ Qué es una tarjeta de transporte? 

Una tarjeta de transporte es una autorización administrativa que habilita a su propietario para la prestación de un servicio de transporte ya sea mercantil o de pasajeros.

¿ En qué casos se utiliza?

Dependiendo del tipo de servicio que vayamos a prestar podemos clasificar las tarjetas de transporte en dos tipos: 

Servicio público: Son los transportes, tanto de mercancías como de pasajeros, que se realizan por cuenta ajena a cambio de honorarios. 

Servicio privado: Son los trasportes que se realizan por cuenta propia. Dentro del servicio privado podemos distinguir:

  • Transportes privados particulares: Son de carácter doméstico y sin ningún tipo de retribución, no deben exceder los límites de la reglamentación y no es necesaria autorización para llevarlas a cabo.
  • Transportes privados complementarios: Se llevan a cabo por las empresas cuyas finalidades no son las de transporte, sino que son necesarias para el desarrollo de su actividad principal. 

Según la normativa, no es posible tener tarjetas de transporte para diferentes tipos de servicios a nombre de la misma persona física o jurídica. 

 Tipos de tarjeta

Transporte de mercancías por carretera 

  • Servicio público

MDL:  hasta 3.500 kilos, carga ligera. La tarjeta MDL puede ser Autonómica o Nacional. 

MPC: a partir de 3.500 kilos, carga pesada.

MDP: a partir de 5.500 kilos, carga muy pesada. 

  • Servicio privado 

MPC: Transporte complementario, a partir de 3,500 kilos.  

Transporte de viajeros por carretera 

  • Servicio público 

VD:  Transporte en vehículo de más de 9 plazas. 

VTC: Transporte en vehículo de menos de 9 plazas. 

  • Servicio privado 

VPC: Transporte de viajeros complementarios con más de 9 plazas. 

Para obtener tu tarjeta de transporte deberás cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser ciudadano español o de la Unión Europea, pero con permiso de residencia en vigor. 
  • Tener personalidad física o jurídica y contar con domicilio fiscal en España. 
  • Contar con al menos un vehículo matriculado en España con menos de 6 meses de antigüedad. 
  • Estar dado de alta en la Seguridad Social y al corriente de todas las obligaciones. 
  • Disponer de medios telemáticos requeridos por la legislación vigente. 
  • No haber cometido ningún delito. 

Para solicitar la tuya deberás realizar los siguientes pasos: 

  • Pagar las tasas 
  • Realizar la solicitud mediante el formulario telemático anexando los documentos que se le requieran 
  • Firmarlo mediante firma electrónica. 

Una vez registrada la solicitud, podrás consultar su estado a través de la Sede Electrónica del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

No olvides que las tarjetas de transporte se deben renovar cada dos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *